Si os gusta no dudeis en seguidme ;)

jueves, 12 de julio de 2012

Garcilla asesina.


Hoy os hablaré de las garcillas bueyeras (bulbucus ibis), aparentemente inofensivas siempre detrás de un mamífero de gran porte quitándole los bichillos y eso.

Sabía que podían comer alguna lagartija o rana que otra, pero… ¿un gorrión?


Os cuento mi situación: iba caminando por el zoo botánico de jerez cuando me encuentro una cría de gorrión (pensé: mira que bonita, seguramente se habrá caído del nido y espera ansiosamente a su madre)
Retomé mi paseo como si nada y cuando me doy media vuelta me encuentro con esto. En vez de su madre llegó una garcilla bueyera hambrienta. Creo que con las fotos no hace falta dar más detalles.

La verdad es que no encuentro explicación para esta conducta de la garcilla, solo puedo suponer que tenía mucha hambre.


4 comentarios:

  1. Qué buen documento.. te han quedado superchulas las imágenes.. Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana,aunque parece que no,cuanto más intentaba acercarme,más se alejaba con el gorrión en la boca,hasta se montó en un jaulón como aparece en la ultima foto jaja

      Salu2

      Eliminar
  2. Por Asturias tengo visto a las garzas reales hacer lo mismo con los pollos del ánade azulón, cuando el hambre aprieta las por otra parte majestuosas garzas comen lo que les entre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí visto lo visto,no le hacen asco a nada jeje

      Eliminar